El Ermitaño

El ermitaño simboliza el espíritu guía en el viaje hacia la realización interior. Llega un momento en la vida en el que empezamos a replantearnos lo que hasta ahora era obvio y alejarnos de lo que ya no nos es de utilidad en busca de una realidad mas profunda. Esta es una búsqueda solitaria ya que las respuestas se hallan en nosotros mismos.

Nos recuerda que todos necesitamos esos momentos de soledad para crecer, para no nacer nada en particular, simplemente estar. Esta carta simboliza la necesidad de alejarse de las preocupaciones diarias para reevaluar tu propia vida y hacia donde se dirige.

El Ermitaño nos enseña que los momentos de soledad no tienen por que ser amargos, son momento en los que la creatividad puede alcanzar sus cotas más altas y que pueden iluminarnos. También señala que al recibir una ayuda valiosa, podemos a la vez extender esa ayuda a otros, dar y recibir sin pedir nada a cambio.

 

Sugerencias de El Ermitaño:

Tienda su mano cuando sea necesario.

No haga mal a las personas sin mala intención.

Busque la bondad en las personas.

Ofrézcase como voluntario para ayudar.

Dedíquese tiempo a solas, rece.

Aprenda a construir con sus propias manos.

Pase unos días solo en un lugar apartado.

No asuma nuevas responsabilidades sin valorarlas en profundidad.

 

Aspectos negativos de El Ermitaño:

Le cuesta relacionarse con la gente, resentido, soledad, receloso, censura, vive a oscuras, mas que servir a la gente la utiliza, tímido, introvertido, frialdad, conclusiones precipitadas, estrecho de miras, muy quisquilloso, extraño, retiro, alienación, poco sociable, perfeccionista, alienación, aislamiento, busca los defectos, rechaza la ayuda.

 

Palabras claves de El Ermitaño:

Viaje espiritual, pensador, escritor, apreciación, valoración, comentario, examen, método selectivo, diligente, orden, observa, mira, modesto, humilde, meditación, retraimiento, ayuna,, medicina, terapia alternativa, oración, hábil con las manos, meticuloso, pulcro, reservado.