El Diablo

El Diablo simboliza la energía creativa en su manifestación más material y masculina, es un vidente que penetra profundamente en la naturaleza de las cosas. La carta del Diablo puede hacer referencia a la falta de esta clarividencia. Las personas que se estancan en su sentimiento de culpabilidad son su peor Diablo y tienden a castigarse con enfermedad, depresión y empobrecimiento. Por eso nos insta a enfrentarnos a nuestra actitud negativa y a empezar a vernos de forma más positiva, a amarnos y aceptarnos tal y como somos sin juzgarnos ni censurarnos. Libres de restricciones morales, disfrutaremos y dominaremos el mundo material sin ser controlados por éste.

En una tirada el Diablo habla del poder de seducción, impulso irracional, tentación y obsesión, desviación sexual o pasiones carnales desbocadas. Cuando se tope con la tentación, la injusticia, la contradicción o las adversidades, conserve la fe en el fuego sagrado que arde en su interior y confié en que nada ni nadie puede apagarlo

 

Sugerencias de El Diablo:

Si no tiene claro el origen sus actos, explore sus motivaciones.

No trate de imponer su opinión o voluntad por encima de la de los demás.

Reírse de uno mismo hace los problemas más llevaderos.

Sea benévolo y tolerante con los errores ajenos y con los propios.

Solo el amor Divino es más poderoso que el mal.

Practique el libre albedrío y libérese.

Incremente y fortalezca su autoestima.

No castigue por gusto.

 

Aspectos negativos de El Diablo:

Tiránico, manipulación, ignorancia, codicia, envidia, orgullo, delator, intolerante, perverso, mal uso del poder, odio, represión, falso propósito, malhumor, pesimista, derrotismo, egoísmo, necesidad de poner a prueba a los demás, terco, traición, rigidez moral, inflexible, taimado, complejo, vicios, autocastigo, castigo corporal, sadismo, fatalismo, miseria.

 

Palabras claves de El Diablo:

Calculador, compara, futuro, pensante, cambio de opinión, reflejo, tolerante, indulgente, estructura, reservado, prudente, responsable, convencional, trabajador, disciplinado, serio, respeto.